3 noviembre 2021

Fundación LAB Mediterráneo participa en la presentación del informe GEM sobre la situación del emprendimiento en la Comunitat Valenciana

La actividad emprendedora de la Comunitat resiste a la pandemia y aumenta hasta alcanzar al 5,1% de la población, según el estudio realizado por la Universidad Miguel Hernández

Elche, 3 de noviembre de 2021.- Fundación LAB Mediterráneo ha participado hoy en la presentación del estudio ‘Global Entrepreneurship Monitor: actividad emprendedora en la Comunitat Valenciana 2020-2021’, a cargo de los profesores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche José María Gómez Gras e Ignacio Mira Solves.

En el acto, celebrado en el Parque Científico de la UMH y en el que también han intervenido la vicerrectora de Transferencia e Intercambio de Conocimiento de la UMH, María José López, y la directora general de Emprendimiento, Teresa García, el director de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y secretario de Fundación LAB Mediterráneo, Diego Lorente, ha compartido el plan de acción del proyecto impulsado desde AVE con la misión de convertir a la Comunitat Valenciana en un referente nacional y europeo en emprendimiento, innovación, tecnología e investigación.

Diego-lorente

Una de las conclusiones del informe es que la actividad emprendedora de la Comunitat Valenciana ha resistido a la pandemia y ha aumentado hasta alcanzar al 5,1% de la población.

En esta investigación se han encuestado a 1.000 personas y a 36 expertos del ecosistema emprendedor valenciano. Según los resultados obtenidos, en 2020 la actividad emprendedora global en la Comunitat Valenciana aumenta 8 décimas porcentuales respecto al año anterior y representa un 5,1% de la población adulta. Todo ello, en un contexto condicionado por la pandemia en el que la alta incertidumbre ha reducido la percepción de la existencia de oportunidades para emprender de la población valenciana, que se sitúa en el 17,3%, cuando en el 2019 estaba en el 39,7%.

Asimismo, el miedo al fracaso ha aumentado de manera notable (12,6 puntos porcentuales) al considerarlo como impedimento para emprender para el 66,1% de la población.

También se ha visto resentida la población valenciana con intención de crear nuevas empresas en los próximos tres años. En concreto, ha descendido 4 puntos porcentuales respecto al 2019 y sitúa el indicador en el 5,2% de la población, lo que supone un freno con respecto a la evolución positiva que mostraba este dato en los últimos años.

Perfil de la persona emprendedora

El perfil de la persona emprendedora tiene un promedio de edad de unos 40 años y se detecta una mayor implicación de hombres emprendedores, si bien en los últimos años el emprendimiento llevado a cabo por mujeres ha ido en aumento y, actualmente, la diferencia entre sexos se ha reducido a algo menos de 10 puntos de diferencia.

En 6 de cada 10 casos la motivación principal de quienes han emprendido en 2020 ha sido ganarse la vida, debido a la falta de empleo alternativo. De esta forma, a diferencia de lo que sucedía en años anteriores, las motivaciones más relacionadas con necesidades laborales han incrementado su peso (14 puntos porcentuales con respecto a 2019).

Respecto a las características de la actividad, destaca el aumento de 12 puntos en el porcentaje de proyectos con algún tipo de novedad en producto o servicio, aunque han descendido los proyectos que innovan en tecnologías, así como el porcentaje de proyectos con una orientación internacional de sus ventas. También, en 2020 ha descendido la generación de empleo y la creación de empleo de más impacto, vinculado a negocios nuevos que generan más de 20 empleos, se reduce a valores testimoniales.

En cuanto a la financiación, descienden los recursos utilizados para emprender y se sitúan de media en unos 20.000 euros. Para su cobertura, 1 de cada 4 acude a financiación bancaria, pero los ahorros personales siguen siendo el recurso más habitual (44,8% de los casos). Además, el recurso a familia y amistades (18,7%) ha duplicado su presencia con respecto a 2019.

Fortalecimiento de las condiciones del entorno

Finalmente, el estudio concluye que continúa una clara tendencia hacia el fortalecimiento de las condiciones del entorno para emprender. Las condiciones más favorables son el acceso a infraestructuras físicas y de servicios, los programas de apoyo y el acceso a la infraestructura física y comercial, mientras que los elementos del entorno menos favorables son la falta de educación emprendedora en los niveles de primaria y secundaria y la dinámica del mercado interno.

Este estudio de la UMH forma parte del, conocido como GEM, un consorcio investigador internacional cuyo objetivo es medir el fenómeno emprendedor a nivel mundial con una metodología que pone el foco en la persona que emprende y utiliza como referencia las distintas etapas del proceso emprendedor. La UMH, con el apoyo de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, lidera el proyecto GEM en la Comunitat Valenciana y elabora desde 2004 informes anuales que analizan la situación del emprendimiento en España.

El estudio completo se puede consultar en https://editorial.umh.es/?p=2617

 

Share

   noticias relacionadas